hemeroteca 
  textos críticos

Buscar  
 

 
Samuel Feijóo en retrospectiva: notas para una exposición.
Roberto Cobas Amate
 
La revisión de la obra plástica de Samuel Feijóo, concebida durante cuarenta años de intensa labor (1937 -1977), constituye no sólo un hecho merecido por la extensión cronológica de su quehacer artístico, sino un acto de esencial justicia histórica al situar en su justo lugar la pintura de uno de los creadores más originales e inquietos del panorama plástico insular del siglo XX.

En la pintura realizada por Samuel Feijóo durante el primer lustro de los años cuarenta es imprescindible registrar una afinidad de rasgos que la identifican con ese fenómeno esplendente de la época que fue la escuela de La Habana. Feijóo actúa como un electrón libre moviéndose en la órbita de este movimiento. No importa que no participara activamente de sus eventos o que sus cuadros no fueran conocidos entonces. Hoy, frente a ellos, advertimos que estamos ante la presencia de un pintor cuya mirada artística singular resulta afín a los postulados estéticos del modernismo insular. Algunos de sus cuadros más significativos de este período representan escenas íntimas, de abigarrada composición y rico colorido, en los cuales las formas se entrelazan y crean una exuberante ornamentación, en sintonía con la obra de algunos de los artistas más importantes del momento. De esta manera, se crean interesantes asociaciones, por ejemplo, entre las figuras femeninas que concibe Portocarrero en sus Interiores del Cerro con Mujer en un interior o Señora con flor, de Feijóo, realizadas hacia la misma época. O entre los Festines de Portocarrero de 1943 y La cena de Feijóo de 1944. También existen atractivas coincidencias con la pintura de Mariano Rodríguez. Tal es el caso de La pecera, título que da origen a varias obras realizadas por ambos artistas en 1942 y cuyo tema es utilizado como metáfora sobre el asfixiante enclaustramiento del mundo femenino de aquella época.

Roberto Cobas Amate. Samuel Feijóo en retrospectiva: notas para una exposición. Museo Nacional de Bellas Artes, 2008.