hemeroteca 
  textos críticos

Buscar  
 

 
Domar el Domador y otros cuentos, 2003 (fragmento)
Enrique Álvarez
 
La pintura de Rocío es un arte reflexivo. Más que analizar la causalidad, sus imágenes exponen. Más que la totalidad de los acontecimientos, en estos cuadros lo que interesa es la tensión dramática y escénica entre sus sistemas significantes. Con un mínimo de elementos visuales y un máximo de intensidad narrativa, Rocío logra distanciarnos de sus personajes, asegurando que la reacción emotiva ante sus obras esté ralentizada por un subrayado de las formas. Hay en estos óleos, un efecto de extrañamiento que se logra por la frialdad, casi clínica, de las puestas en escena.

Para esta creadora, la escritura, el estilo, el ejercicio pictórico y la investigación visual son determinantes en la elaboración de la anécdota. Hay momentos, incluso, en que la evolución de la investigación formal se independiza de la evolución temática. En estos cuadros-relatos los temas y sus variaciones responden siempre a una enunciación lingüística.
...
(Fragmento del texto de Enrique Alvarez: Domar el Domador y otros cuentos, para el catálogo de una exposición de la artista en Galería Habana, 2003)