hemeroteca 
  textos críticos

Buscar  
 

 
No sólo entendimiento
Hortensia Peramo
 
La espiritualidad - robada, amedrentada, eclipsada- de nuestro hombre autóctono, taíno bueno - designado como indio - luego mezclado, hombre mestizo también autóctono y nuestro - vive en y tras el objeto que elaboró con sus manos -aquel hombre - desde su espíritu y para el espíritu que por él velaba en lo profundo de la naturaleza - para el bien o para el infortunio – pasajero- porque para eso existe la magia - ánima que vive en el cielo, en el mar, en la bestia y la alimaña, en el río, en la tierra y en el vientre fértil.

Revive en mi presente - sin nostalgia, sin vergüenza, sin olvido - revolviendo huesos, amasijos de barro multiformes, huella vital sobre la piedra, la espina, la rama y el árbol - convertidos en algo más que el dato arqueológico - el arte de hacer arte sin saberlo.

Revivido en la intervención del artefacto - el hombre – juan ramón- autóctono de hoy devenido - designado artista - chacón abducido por el más allá de la historia hacia la grieta profunda - la inalcanzable por la ciencia y la objetividad - marca y recrea, revela y proyecta - inclusión del excluido- rehace en complejo tejido - se dice mixto - el caos aparente – tensiones y distensiones- de un mundo aparentemente agotado, muerto, pasado – por él recuperado, vigoroso, resucitado, amparado, protegido, presente…


Hortensia Peramo Cabrera
Abril 2012