hemeroteca 
  textos críticos

Buscar  
 

 
Mercy Rivadulla
Virgilio López Lemus
 
Había una vez, y dos veces y hasta tres, una mujer que se paseaba por su ciudad. En la primera ocasión veía. En la segunda, tomaba unos apuntes fabulosos de la realidad y en la tercera, pintaba. Cuando terminaba de pintar, ya la ciudad no era la misma, se hacía utópica o más bien una urbe de sueños poblada por personas que la artista misma elegía, llena de caballos, carruajes, automóviles, animalitos diversos, estrellas y hasta ovnis, relucientes de azules, rojos y blancos, prisma de luz tropical.

Porque la ciudad de Mercy Rivadulla es policromada, habitada en tierra, mar y aire, llena de ventanales y figuras entre real-maravillosas y mágicas. No nos ofrece pátina de antigüedad, sino trazos limpios, nítidos, sin otro barroquismo que el propio naif, lleno de imágenes inspiradas en personalidades de la cultura cubana y universal y e diversas épocas históricas.