ARTISTAS   
  Manuel Mesa Cubillo

   
 Ver obras
 
 
 
   
 
Manuel MESA Y CUBILLO


Pintor nacido en Sagua La Grande, Las Villas, con una gran vocación para la pintura, sin conocer dibujo, llevado solo por el deseo grande que sentía de ser pintor, adquirió los útiles necesarios para pintar y con gran ahínco dióse a la tarea sugestiva de combinar colores sobre la paleta y trasladar al lienzo las impresiones de su retina.
Grande fue su contento al ver que acertaba y cada vez era más aceptables sus tanteos. Reunió un gran número de sus ensayos y organizó con ellos en Sagua, una Exposición que le valiera no solo las felicitaciones de sus contemporáneos sino el estímulo de ver adquiridas sus obras y que además un grupo de sagueros distinguidos le reunieran una cantidad, con el producto de la cual realizó el joven y espontáneo artista la ilusión de pasar a España y residir allí algunos meses para recibir lecciones de pintura en alguna Academia y educar así sus facultades artísticas.

La cantidad reunida en obsequio de Mesa por la Sociedad de Sagua, permitió al joven y animoso pintor vivir modestamente en España durante dos años. Y en tan corto tiempo, después que recibió orientación pictórica y gran provecho en dibujo en la Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, recorrió parte de Castilla, toda la región gallega y sus ciudades, Valencia y otros lugares, en pleno deslumbramiento de color y de impresiones artísticas y cada vez más enamorado de la pintura.

A su vuelta de Cuba celebró en la Asociación de Pintores y Escultores en 1922, una exposición de parte de su caudal pictórico, producido durante esos dos años con tanto provecho vivido por él en España; dicha exposición constituyó un gran éxito tanto artístico como económico, pues muchas de las obras expuestas fueron adquiridas por el público que concurrió a la exposición.

A partir de esa fecha, ya Mesa quedó incorporado al grupo de pintores cubanos que trabajaban y luchaban por el arte en Cuba, sus obras aparecieron en exposiciones colectivas que se celebraban.

Dotado de un temperamento tempestuoso y alerta, amante de la naturaleza y la vida, Meza pinta entonces figuras y paisajes en un estilo impresionista, cuadros jugosos de color, de un empaste amplio y cuidadoso, en los que mostraba el espectador la aguda fineza de su visión que le permitía interpretar acertadamente las dificultades lumínicas tan específicas en nuestro paisaje.

Después de su viaje a España, Mesa siente en sí, un nuevo concepto sobre la finalidad de la pintura, impresionado con los cuadros de historia que viera, siente el deseo de hacerlos y después de largas meditaciones comprende que debe probar sus fuerzas ejecutando un cuadro histórico y escoge como tema el fusilamiento de los estudiantes del 71, por su hondo interés dramático y profundo sentido patriótico. Este primer ensayo tuvo éxito, por su cuadro además de haber sido elogiado por el público, fue adquirido por el Estado.

Realizó un viaje a México donde pintó muchos cuadros de tipos y costumbres de ese interesante como hermoso país. También pintó un cuadro mural “El Carnaval en Oriente” con destino a las oficinas de la Casa Bacardí en México. Allí celebró distintas exposiciones con gran éxito.

De vuelta a Cuba se dedicó a pintar distintos cuadros históricos entre ellos se encuentran “La Vida de Antonio Maceo”, “La Demajagua”, el tríptico “La Esclavitud, La Libertad, La Igualdad”.

Otro de sus cuadros es “La Vida del Gral. José Luis Robau”, de enormes dimensiones, dividido en tres parte, que se encuentra en la Biblioteca del Liceo de Sagua La Grande. Son también de Mesa, “La Conquista de América” y “El Descubrimiento de América”.

El último de sus grandes cuadros históricos es el titulado: “José Martí”, dividido en tres partes: Martí en la Cantera de San Lázaro, Martí en la Tribuna Revolucionaria” y ”Martí en Dos Ríos".

Muere 1971.

(Tomado del Diccionario de Artistas Plásticos de Cuba, de Antonio Rodríguez Morey. Inédito)