ARTISTAS   
  José Antonio Díaz

   
 Ver obras
 
 
 
   
 
José Antonio Díaz (Sancti Spiritus, 1892- La Habana, ??)

Escultor nacido en Sancti Spíritus el 3 de febrero de 1892, con grandes aficiones por el arte ingresó en la Academia de Pintura y Escultura San Alejandro, donde estudió Escultura bajo la dirección del profesor Ramiro Trigueros, que viendo las grandes aptitudes del joven estudiante hizo de él su alumno favorito, enseñándole todos los secretos de su arte.
Díaz realizaba trabajos de extraordinarios mérito que hacían esperar que llegara a conquistar grandes triunfos pero su prematura muerte ocurrida el 5 de diciembre de 1911 a la temprana edad de 19 años, cuando aún no había terminado sus estudios, malograron esas esperanzas.

A su muerte dejó pocos trabajos ejecutados, después de sus trabajos de estudios aún no había emprendido la ejecución de grandes obras definitivas, sin embargo el Museo Nacional guarda un bello trabajo suyo, es su busto “Un Patriota”, celebrado en la Exposición Nacional celebrada en la Quinta de los Molinos en La Habana, en el año 1911 y del cuál el fallecido Dr. Luis de Soto que fue catedrático de Historia del Arte de la Universidad de La Habana al hablar de Díaz en su conferencia titulada “La Escultura en Cuba” dijo: “ en el Museo Nacional, tan pobre en Escultura, existe una obra, que a la entrada de una de las salas atrajo mi atención. Es un busto de barro, que representa un patriota, cabeza llena de vigor y fuerza, tocada con el sombrero típico mambí cuya ala se levanta al frente donde lleva prendida la estrella solitaria. Cruzando la camisa entreabierta, la correa de la cartuchera y un pañuelo alrededor del cuello, sobre el que cae descuidado el cabello en desorden. Los ojos hundidos en profundas cuencas nos hablan de hondas privaciones y en ellos nos parece sorprender, fija en la lejanía, la mirada hecha a cruzar sobre escenas de dolor y de muerte, sin detenerse para llegar más allá de las mismas, en visión de iluminado, el porvenir del triunfo. La oca rodeada de bigote y barba, expresa varonil amargura y todo en ese rostro contribuye a producir la impresión de sereno dolor y decisión resuelta.
Así concebimos al héroe desconocido de nuestra gesta revolucionaria y ese busto pudiera inspirar la figura inmortal de nuestro soldado anónimo, forjador de la patria.
José Antonio Díaz fue el autor de ese busto”.

(Tomado del Diccionario de Artistas Cubanos, Antonio Rodríguez Morey, inédito)